Jueves, 18 Octubre 2018

N Noticias

La escuela municipal de fútbol cerró el 2017 con un encuentro familiar

Ratio: 2 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
La Escuela Integral de Fútbol Infantil del municipio despidió el año con un gran entrenamiento físico y futbolístico, del que participaron los casi 250 alumnos que concurren al establecimiento, junto a sus familias, quienes jugaron al fútbol e hicieron los mismos ejercicios recreativos que diariamente desarrollan allí los chicos.
 
El divertido encuentro familiar y deportivo se desarrolló en la cancha de césped sintético del Complejo Municipal Maltería Hudson, ubicado en Av. Bemberg y 158, donde en la misma actividad confluyeron niños de entre 3 y 14 años, hombres y mujeres adultos y adultos mayores. 
 
“Esta es una despedida que hacemos todos los años junto a los papás de los chicos porque, si bien la mayoría de ellos viene a verlos jugar, a muchos durante los días de semana se les complica por el trabajo. Así que nos pareció muy bueno que, al menos un día, los padres tuviesen la posibilidad de disfrutar de todas las actividades que sus hijos realizan cada vez que vienen a la escuelita”, explicó el ex futbolista Hugo Mateos, director de la Escuela Municipal de Fútbol Infantil, que además lleva su nombre.
 
Por su parte, el coordinador de Deportes del Complejo, Javier Mazzone, expresó: “Ésta es una escuela de iniciación deportiva y recreativa. Es decir que no buscamos la competencia sino que el chico venga a pasarla bien y a disfrutar de un deporte tan maravilloso, como es el fútbol. Por lo general, es muy difícil que los padres entiendan esto, pero aquí hemos logrado esa comunión con las familias, que no vienen a buscar otro objetivo más allá de la diversión de su hijo”. 
 
En este sentido, Hugo Mateos, uno de los grandes referentes de la enseñanza deportiva berazateguense en la categoría infantil, agregó: “La nuestra es una escuela de fútbol para formación más que para sacar a un buen futbolista. Si sale, bienvenido sea, pero no es ese nuestro propósito, sino formar a un buen ser humano, y que además haga ejercicio, porque en definitiva ese es nuestro principal objetivo: que los chicos hagan deportes”.
 
Uno de los momentos más emotivos del encuentro fue el ingreso de los chicos a la cancha de césped sintético del predio, donde fueron recibidos con una inesperada sorpresa. “Los padres hicieron un cordón desde la entrada del campo de juego hasta pasando la mitad de la cancha, y cuando los nenes ingresaron todos juntos y de la mano, recibieron el aplauso de sus familiares y entrenadores. Verles la cara en ese momento, cuando pasaban por ese túnel humano que los ovacionaba, fue algo maravilloso y muy emocionante”, manifestó Mazzone, antes del cierre del cálido evento, que culminó con una gran merienda entre todos los presentes y que se repitió al día siguiente, con las integrantes de la Escuela Municipal de Fútbol Femenino.