Domingo, 22 Septiembre 2019

N Noticias

Berazategui homenajeó a una joven víctima de la dictadura

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Tenía 22 años cuando fue secuestrada y desaparecida 

 Se realizó en Berazategui un cálido homenaje en memoria de la joven militante del peronismo Ángela Hilda Dos Santos, víctima de la dictadura cívico-militar que azotó al país entre 1976 y 1983. Tenía 22 años y vivía en el barrio El Progreso, de Berazategui, cuando fue secuestrada y desaparecida en la ciudad de La Plata, donde estudiaba las carreras de Psicología y Letras.

 Durante la emotiva ceremonia, se impuso su nombre a la calle 135, desde Av. 14 hasta Av. 24, tal como quedó establecido a través de la ordenanza municipal N° 5.697, aprobada en marzo de este año. El evento contó con la presencia del presidente del Concejo Deliberante local, Dr. Juan José Mussi.

 “Nosotros, en Berazategui, creemos que gobernar no es solamente cambiar bombitas, tapar pozos y juntar la basura, sino también rendir homenaje a aquellos que se lo merecen. Como es el caso de Ángela, quien formó parte de un núcleo de jóvenes que abrazó una idea política, dentro de un concepto filosófico y doctrinario. Ese fue su ‘delito’ y por eso le arrebataron la vida. Seguramente este reconocimiento es tardío, pero sentimos que, de a poco, estamos haciendo justicia”, expresó Mussi. 

 En este marco, el dirigente advirtió que la decisión de homenajear a Ángela no tuvo nada que ver con su filiación política. “Sí, es verdad: ella tenía su color político y lo abrazó, era peronista. Pero, fundamentalmente, era una joven ciudadana argentina, estudiosa, solidaria y alegre, que dio su vida por pensar de determinada manera. Así que tengan la certeza de que en Berazategui no nos va a importar si eran radicales, comunistas o socialistas: vamos a rendirle homenaje a todos aquellos que dieron su vida por una ideología”, manifestó Juan José Mussi, frente a una gran convocatoria de público, entre quienes se encontraban los padres y el hermano de Ángela, amigos, vecinos y representantes de instituciones del barrio, como la Escuela Primaria N° 24, la Iglesia Santa Cecilia y los clubes C.E.D.I los 15 y Los Marinos.

 En este sentido, el Titular del HCD destacó “la numerosa cantidad de vecinos que se acercó para acompañar este acto de justicia” y aseguró que el homenaje también es extensivo a toda la familia de esta estudiante universitaria, desaparecida el 24 de junio de 1977. “Nosotros, como padres, siempre queremos irnos antes que nuestros hijos. Pero a Adelaida y a Ramón les tocó a la inversa, lo que seguramente habrá significado un terrible sufrimiento, porque va contra la naturaleza. Por eso, para nosotros, como berazateguenses, nuestro principal objetivo debe ser que aquellos chicos del barrio que pasen por esta calle y vean este monolito, sepan quién fue Ángela Hilda Dos Santos”, aseguró.    

 Por su parte, Mariano (hermano de la joven), declaró: “No nos sorprendió para nada esta iniciativa para recordar a mi hermana, porque en Berazategui nos tienen acostumbrados a esta clase de gestos, que también son muy importantes para la comunidad. El acto fue realmente muy emotivo, hubo muchísima gente, así que quiero agradecerle a todos los que se hicieron presentes y nos acompañaron en este hermoso homenaje a Ángela, que a su corta edad llegó a desarrollar una gran tarea social en favor de los niños y de las personas de la tercera edad”. 

 Ángela Hilda Dos Santos nació en La Plata el 26 de diciembre de 1954 y vivió en el barrio El Progreso (calle 135 e/ 18 y 19), de Berazategui. Cursó sus estudios primarios en el Instituto José Manuel Estrada y en la Escuela N° 24, prosiguiendo la enseñanza secundaria en el Establecimiento Nacional de Comercio Tristán Achával Rodríguez. Inició el curso sanitario de enfermería en la Cruz Roja; brindó apoyo escolar a chicos con capacidades diferentes en su propio barrio; colaboró con actividades sociales en la Iglesia San José y Santa Cecilia, y realizó jornadas como auxiliar de Enfermería en el Hospital San Martín de La Plata. En 1975 ingresó a la carrera de Psicología en la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Nacional de La Plata, donde abrazó con profundas convicciones una dinámica militancia en la Juventud Universitaria Peronista.

 Ésta fue la segunda imposición de nombre a una calle de Berazategui en homenaje a vecinos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar. Es así que, desde noviembre del año pasado, la calle 36 lleva el nombre “Julio César Acuña”, secuestrado y desaparecido en 1978.

 El acto también contó con la presencia de la secretaria de Desarrollo Social y Comunitario del Municipio, María Laura Lacava; el secretario de Organizaciones No Gubernamentales, Marcelo Benedetti; el secretario de Gobierno, Antonio Amarilla; el secretario de Cultura, Federico López; el secretario de Educación, Hugo Mazzola; el coordinador general de Alumbrado Público, Sergio Faccenda; y el presidente del Consejo Escolar, Héctor Peñalva, entre otras autoridades municipales y escolares, además de concejales.