Sábado, 21 Septiembre 2019

N Noticias

Más de 200 personas participaron de la jornada de detección del glaucoma en Berazategui

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Más de 200 vecinos de Berazategui participaron de la jornada gratuita de detección del glaucoma que se desarrolló en el Centro Oftalmológico municipal San Camilo, organizada por la Secretaría de Salud Pública e Higiene, a cargo de la doctora Mariel Mussi. Entre las 8 y las 12 se hicieron controles de presión ocular y evaluación del nervio óptico, dos evaluaciones que no duran más de dos minutos y no son invasivas.

"El primer paciente que ingresó tenía un valor elevado de presión ocular, estaba asintomático. Esa es la importancia de esta campaña, ya que es una enfermedad silenciosa. Se puede tener aumento de presión ocular sin saberlo y es delicado porque se va perdiendo la visión. Este paciente se fue medicado y con un turno. La jornada fue un éxito", manifestó la directora del centro de salud, Dra Florencia Valvecchia.

"El mayor porcentaje de afectados con glaucoma está en pacientes mayores de 50 años. Es muy importante que estas campañas sirvan para detectar a aquellos que no saben que tienen la enfermedad y se puedan empezar a tratar en forma temprana, para luego no tener defectos de campo visual y visuales, que son irreversibles", sostuvo la oftalmóloga Dra. Celina Logioco.

El Centro Oftalmológico municipal San Camilo atiende aproximadamente 3000 personas por mes, de manera gratuita, con o sin obra social, que vivan en el distrito de Berazategui. Allí pueden realizarse tratamientos para ojo externo, cataratas y glaucoma. Además, se puede hacer trasplante de córnea. "Gracias a la Municipalidad de Berazategui somos el único lugar en Provincia donde pudimos llegar a hacer este tipo de operaciones delicadas", sostuvo la Dra. Florencia Valvecchia.

Características del Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad progresiva que si no se trata a tiempo puede causar ceguera. En sus inicios no presenta síntomas, pero algunas señales pueden ser cambio frecuente de anteojos, dificultad de adaptar la vista en lugares oscuros, pérdida de visión lateral, percibir arco iris en forma de anillo alrededor de las luces y dificultad para enfocar en objetos muy próximos. Si se experimenta alguna de estas situaciones, la visión está afectada, aunque no necesariamente por glaucoma.

Para prevenirlo, se recomienda consultar a un oftalmólogo al menos una vez al año.

En la mayoría de los casos aparece después de los 50 años. Sin embargo, puede presentarse en niños y jóvenes. Las causas de su aparición pueden ser diversas: herencia, golpes en los ojos, tensiones emocionales, entre otras. Cuanto antes se detecte será menor el riesgo de perder la vista. El tratamiento se puede realizar con gotas, cirugías o rayo láser.