Domingo, 23 Julio 2017

Sunday - July 23, 2017

14°C

N Noticias

La Escuela de Circo Municipal, otra alternativa cultural

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Funciona en el Club Ducilo, ubicado en 5 y 151, y los vecinos se pueden inscribir durante todo el año.

Estoy acá, en el Club Ducilo, hace 4 años, formando parte de la Escuela Municipal de Circo. Hoy puedo decir que son mi segunda familia, la convivencia con mis compañeros es buenísima, nunca tuvimos un problema. Los profesores son muy buenas personas, cuenta Vanesa, de 24 años, acróbata de la institución. Y destacó lo feliz que es asistiendo a las clases: Además de aprender la parte técnica, se enseñan muchísimas cosas sobre la vida. Trabajamos con el estado emocional.

Por otro lado Nahuel, de 15 años, había comenzado con las prácticas circenses a sus incipientes 9, pero por problemas personales tuvo que dejar de asistir. Decidió retomar las clases hace tres años, pero esta vez en el Club Ducilo. La Escuela me enseñó a relacionarme, a ser más compañero, a trabajar en equipo y a ser más disciplinado, resaltó.

La Escuela Municipal de Circo (en la que pueden participar chicos desde los 8 años y adultos sin límite de edad) se creó a partir de un proyecto social en 1992, por decisión del entonces intendente, Juan José Mussi. Este espacio integrado, que había surgido como un emprendimiento social, cuenta hoy con la asistencia de muchísimos jóvenes que pretenden hacer de su pasión por las actividades circenses su futura profesión.

Las clases en el establecimiento se dictan los lunes, martes y jueves de 9:30 a 11:30 y los martes y jueves también por el turno tarde, de 15:00 a 17:00.

Un lugar para artistas emergentes

Desde 1992, la Escuela de Circo Municipal desarrolla diversas actividades para niños y adultos del distrito.

Es una escuela municipal, pero tiene el nivel y los avances de cualquier establecimiento pago de Buenos Aires. Tenemos un nivel muy alto de docentes y, además, son todos profesores de educación física, destacó el director de la institución, Mario Pérez.

Según explicó, hay dos niveles: Uno que se desarrolla en el formato de taller y otro de carácter profesional, en los cuales se ejercitan malabares, acrobacias, aéreo y preparación física. En este contexto, para sumarse a las clases solo se debe completar la planilla médica y presentar los exámenes correspondientes.

Durante estos 25 años tuvimos una gran interacción con distintas escuelas de circo del mundo. Hemos realizado intercambios con instituciones de Francia, Canadá, Holanda y los Estados Unidos. También trabajamos en la apertura de VideoMatch en 1997 y participamos del programa de Susana Giménez en el año 2006. El balance es muy bueno porque hay muchos proyectos que surgieron de la Escuela Municipal de Circo, como la carrera universitaria de circo, creada en 2008, que se dicta en la Universidad de Tres de Febrero y es la única en toda América. De la misma manera, tuvimos mucha participación en el armado del Polo Circo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, sentenció Pérez.