Sábado, 19 Septiembre 2020

N Noticias

Orientaciones para la lactancia materna en entornos sanitarios y comunitarios

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En el actual contexto de propagación del COVID-19

Dado el actual contexto de propagación del COVID-19 a nivel mundial, la Municipalidad de Berazategui acerca a las madres del distrito información vital emitida por la Organización Mundial de la Salud sobre la lactancia materna.

Berazategui es la ciudad con la tasa de mortalidad infantil más baja de su historia, gracias a las frecuentes charlas sobre Educación Sexual Integral; a la sanción de la Ordenanza N° 5521, que desde 2017 invita a sectores gastronómicos a apoyar la lactancia materna; y a la atención que brindan los Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS), entre otras medidas de control y monitoreo fetales, además de redes de derivaciones para embarazos de alto riesgo. Sin embargo, en la actual situación adversa de pandemia, son más los cuidados que deben considerarse a la hora de amamantar.

Por esta razón, la Organización Mundial de la Salud invita a todas las madres a seguir las siguientes recomendaciones según sus circunstancias particulares:

Si la madre no es un caso sospechoso o confirmado de COVID-19, deberá recibir apoyo para el amamantamiento en todas las instancias:

- En neonatos deberá iniciar la lactancia materna después del parto y practicar el contacto piel a piel cuanto sea posible.

- En lactantes menores de 6 meses, deberá sostener la lactancia materna exclusiva.

- En bebés y niños pequeños a partir de los 6 meses deberá continuar la lactancia materna acompañada de una alimentación complementaria, segura y saludable, según la indicación médica.

En todos los casos, la madre no debe separarse del bebé, siempre y cuando no haya indicación médica que así lo requiera. Ella debe lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, o limpiarse con un gel hidroalcohólico, especialmente antes y después de tocar al bebé, al igual que limpiar y desinfectar regularmente las superficies que toca.

En caso de que la madre sea un caso sospechoso o confirmado de COVID-19, debe seguir amamantando, utilizando un barbijo y cumpliendo con las recomendaciones mencionadas anteriormente para el amamantamiento en neonatos, lactantes menores de 6 meses y bebés y niños pequeños de 6 meses. Además, en caso de toser o estornudar, debe cubrir su boca y nariz con un pañuelo y desecharlo inmediatamente. Luego, deberá lavarse las manos, y el pecho, si es que tosió sobre él.

En caso de que la madre tenga dudas, puede solicitar consejería en puericultura (solicitar turno al 4356-2203 - consultorio de puericultura en el Centro Sábatto).

Aquellos casos que, aún recibiendo esta ayuda, continúan con dificultad para amamantar o extraerse leche, deberán optar por alimentar al bebé con leche de fórmula para lactantes.